Sei no Gekiyaku: cuando el BL hard se vuelve real

El 14 de febrero de 2020, Fangirl Generation (osea nosotras) asistimos al estreno en cines de la primera adaptación cinematográfica de acción en vivo de un manga BL con clasificación R18+, en Tokio.

En aquella época, nada hacía presagiar que la enfermedad que tímidamente andaba en Asia pululando se convertiría en pandemia (Covid19) y de hecho, si bien, habían ciertos resguardos y en los noticiarios hablaban de China y sus contagios, en Japón la vida era totalmente normal y las actividades no tenían ninguna restricción. Nosotras como prevención anduvimos siempre con mascarilla, pero pudimos asistir sin problemas a todas los eventos, las fronteras estaban abiertas para el turismo y los extranjeros y podíamos ver todas las funciones que quisiéramos. Una de ellas fue precisamente, la película que les comentaré a continuación.

Nos referimos a Sei no Gekiyaku (Dangerous Drugs Sex) película basada en el manga homónimo de la autora Mizuta Yuki.

La cita fue en el “Cinema Rosa”, un cine pequeño, al estilo de las antiguas salas, sin ningún atisbo de las grandes cadenas, sino que más bien, de aquellas que te trasladan a la nostalgia de las longevas salas de cine en Ikebukuro,  que como ya sabemos, es la meca de la cultura fujoshi y fudanshi de Tokio.

►AQUÍ EL VÍDEO:

La adaptación de una obra de esta naturaleza es el fiel reflejo de la importancia comercial que actualmente está teniendo el género BL en el mercado japonés, ya que hasta hace unos años era impensable que se lanzara en cines este tipo de obras. Recordemos que ese año especialmente, estuvo plagado – y no nos quejamos – de nuevas adaptaciones, las que comenzaron con el estreno de Saezuru Tori wa habatakanai y en mayo del mismo año, la de Given, una secuela directa de la serie de anime estrenada el 2019. Todo gracias a que Fuji TV decidió tener un estudio dedicado exclusivamente a generar obras de esta naturaleza para cine.

Sei no gekiyaku también se estrenó en Netflix Japón el 14 de julio del 2020.. 

Pero en el caso de la obra que nos convoca, era primera vez que se estrenaba en cines, primero, una obra de acción en vivo BL R18, es decir, con actores de carne y hueso, y segundo, una obra que está lejos de ser suave.

Porque el manga tampoco lo es.

La historia nos cuenta cómo el protagonista, Makoto Katsuragi, un tipo exitoso, con buen trabajo y en una familia cariñosa ve toda su vida irse al tacho de la basura, cuando sus padres tienen un accidente y mueren trágicamente, también, pierde todo el prestigio del que se valía en el trabajo e incluso se convierte en víctima del desprecio de sus pares.

Ante esto, decide tomar su propia vida y subir a un edificio con la firme intención de lanzarse al vacío para terminar con su sufrimiento. Sin embargo, es detenido por un hombre, Ryuuji Yoden, que lo agarra de un brazo y le dice que si va a botar su vida, que mejor se la dé a él.

La película, a diferencia del manga, comienza cuando vemos a Makoto atado de pies y manos en una cama en un lugar que parece ser el subterráneo de algún edificio que no nos cuentan, y en una posición incómoda y abiertamente sadomasoquista.

Makoto no entiende nada, no sabe por qué está ahí.

En medio de esta incertidumbre, aparece un hombre que empieza un curioso tratamiento.

Con diversos juguetes e implementos, lo comienza a sodomizar sin descanso por razones que al principio explica levemente. Quiere demostrarle a Makoto que su cuerpo si quiere vivir y lo hará haciéndolo “sentir vivo” a través del placer.

Así comienza una historia llena de escenas explicitas de sexo sadomasoquista con un contexto que al principio cuesta entender, sobre todo si no has leído el manga.

Pero, aunque pueda parecer simplificar la historia a las escenas subidas de tono y aunque se muestra sexo rudo con juguetes y por supuesto la situación de secuestro que eventualmente tiende a convertirse en un complejo de Estocolmo, la puesta de escena de la película a pesar de las secuencias es bastante artística.

Si, vemos básicamente a Makoto, la mayor parte del tiempo desnudo frente a la pantalla, también en principio no entendemos la razón del por qué Ryuuji lo tiene en esa situación, pero luego, lo vamos comprendiendo con los detalles que nos entregan durante la segunda parte de la película.

Es importante mencionar que también tiene diferencias con el manga, en cuanto a escenarios y algunos detalles que no mencionaré para no spoilear, sin embargo, no modifica lo esencial, el mensaje que quiere dar.

Ya que esta versión es bastante más oscura desde el punto de vista psicológico que el manga.

Obviamente como obra que está basada en un manga BL, tiene todas las licencias que este género puede brindar y tiene algunos clichés que actualmente son políticamente incorrectos.

No es una película fácil de ver, sobre todo si eres novata en este mundo, porque si las fujoshis siempre nos quejábamos de que cuando se adaptan nuestros mangas le quitan las escenas sexuales, hay que decir que en ésta ocurre todo lo contrario, muestran todo, y lo enseñan no de manera romantizada como en nuestras viñetas, sino como sería en la realidad.

Pero no hay que engañarse, por lo menos para mí y aunque pueda parecer lo contrario, tiene todos los componentes de un BL porno pero visto desde un punto de vista artístico. En serio. Las tomas son al estilo de cine arte, el director fue lo suficientemente sutil de mostrarnos todo sin que en toda la película saliera la imagen de los genitales, ya sabemos que, en Japón, puedes filmar lo que quieras siempre y cuando no muestres esas partes de la anatomía. Pero si, vemos muchas poses sadomasoquistas y elementos que se utilizan en esas prácticas.

La música de fondo es escasa, solo aparece en ciertos momentos muy precisos, los planos de alguna manera nos muestran los estados de ánimo de los personajes y eso nos da una señal de a lo que quiere ir la película y que también es el mensaje del manga.

En general, es una muy buena adaptación a live action. Como el manga es apenas de un tomo, tuvieron la libertad de extender escenas y poder adaptarlo casi todo. También, la actuación de los actores fue precisa, especialmente quien encarna a Ryuuji, pues en realidad parecía más demente que el original en el manga.

Si me preguntan y con todo el morbo que implica, a mi me gustó. Creo que está a la altura de una fujoshi experimentada. Me dieron incluso ganas de leer el manga, y eso siempre es una buena señal, porque significa que no pasará sin pena ni gloria de los recuerdos.

Además, el valor que tiene esta adaptación es que es la PRIMERA versión Live action de un manga BL con clasificación R18 estrenada en cines y eso quedará en los anales de la historia del género se quiera o no.

¿La recomiendo? Si, pero para un público con criterio formado, osea, estrictamente para mayores de 18 años.

Mi nota: 7,5 /10 

¿Han visto la película?¿han leído el manga?¿qué les pareció?

2 Comments

  1. Ya me dieron ganas de leer el manga y verme esa película 😆 quiero ver cómo manejaron todo lo explicito y las turbiedad (de paso si los actores tenían química en las escenas que eso puede hasta determinar qué tanto puede gustarme el live action). Ojalá sigan sacando live actions de mangas así (con la fe de que si hacen un live action de algo de Harada o de mangas como Caste Heaven).

  2. Acabo de ver la película y como mencionas me intereso leer el manga, jamás creí que harían un live action de esta manera, tan subido de tono pero espero que sea el comienzo, a mi me encantó, lo que hubiera dado por verla en pantalla grande en Japón, tengo un poco de envidia jaja
    Que buenas actuaciones, y la puesta de escena también sublime, me preguntó si habrán mas live action o pelis de este estilo? Necesito recomendaciones

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*