Thousand Autumns (Mil otoños), un cóctel de sabrosura ancestral y filosófica

Después de muchos meses cabeceandome para escribir una reseña decente del que hasta ahora se ha convertido en mi danmei favorito, por fin tomo coraje, inspiración y reservo tiempo para poder dedicarle palabras y amor a esta tremenda, subvalorada y excelente historia.

Póster oficial animación

Si, como el título dice, en esta ocasión dedicaré esta reseña en detalle a  «Mil otoños», también conocido como «Shan He Jian Xin» (山河 剑心) o «Montañas y ríos, corazón de espadas» que es la adaptación animada en CGI (donghua) de la novela Wuxia china “Qian Qiu”, escrita por Meng Xishi.

Afortunadamente, plataformas chinas de conglomerados enormes del país asiático, actualmente han estado disponibilizando sus productos de entretenimiento tanto en plataformas propias (WeTV, entre otras) como en occidentales tales como Youtube y Netflix. Pero “Mil otoños” no ha tenido la suerte de llegar a esta última plataforma y por lo tanto, lo que conocemos de ella, proviene de la plataforma que la tiene de forma exclusiva en su catálogo: WeTV.

En principio, pensaba escribir un solo artículo, comentando sobre toda la obra, pero si lo hago, quedaría una reseña tan larga, que quizás a muchas personas no la terminen de leer, así que la partiré en dos.

En esta primera parte, abordaré el donghua con sus 16 capítulos y mencionaré algunas de las diferencias con respecto a la novela.

En la segunda parte, que también estará disponible en esta web próximamente, me extenderé en la continuación pero desde la novela, tomando como referencia el final de la serie y lo que podemos o deberíamos esperar de la adaptación de los arcos que nos faltan hasta la conclusión de la historia.

Por cierto, habrá algunos spoilers en esta primera parte y muchos en la segunda cuando escriba sobre lo que se viene, pero les avisaré, y dependerá de ustedes si quieren continuar leyendo.

Algunos datos ancestrales:

La adaptación a donghua de «Thousand Autumns» fue producida por Huanwei Digital de la mano de  Penguin Pictures y como dijimos más arriba, es una adaptación de la novela danmei y wuixa de Meng Xishi.

Arte oficial

¿Pero de qué trata Mil Otoños?

El donghua

Qian Qiu (Mil otoños) por Meng Xishi
Fecha de estreno: 8 de febrero de 2021 hasta el 24 de mayo de 2021
Episodios: 16

La historia nos sitúa en una China “antigua”, aún dividida en cuatro grandes reinos, los que se encuentran en constantes pugnas para conquistar los otros territorios y así hacerse del poder y los recursos de estas. Es bajo ese escenario, que aparecen unos misteriosos pergaminos que contienen los secretos de un arte marcial definitivo. Por esos secretos contenidos en esos pergaminos, todas las sectas, comienzan una lucha con el fin de obtenerlos.

Shen Qiao, es un cultivador taoista, que después de ser salvado por su maestro siendo un niño, se convierte en uno de los discípulos del monte Xuandu, secta que cultiva el arte marcial centrado en el taoismo o daoismo, cuya base fundamental viene de una corriente filosófica y espiritual que enfatiza vivir en armonía con la naturaleza y el principio de la unidad absoluta y mutable, y que conforman la realidad suprema dada por una cosmogonía que se basa en el símbolo del yin y el yang y la relación de todas las cosas. Es importante mencionar este detalle, ya que los principios del taoísmo incluyen los valores que veremos representados muy bien en nuestro protagonista, los cuales son el wu wei («la no acción» o acción sin intención), la naturalidad, la simplicidad, la espontaneidad, y sobre todo, los “Tres Tesoros”:  la compasión, la frugalidad (moderación), y la humildad, que nos hará entender de mejor manera la forma de actuar de Shen Qiao.

Siendo discípulo de esta secta, lleva muchísimos años en el monte, sin atender lo que está pasando fuera de los límites de su hogar, siguiendo las enseñanzas de su maestro y el principio de “no acción”. Después de la muerte de su maestro, Shen Qiao se convierte en el nuevo líder de su secta y pretende continuar con ese legado alejado del mundanal ruido de las luchas políticas y las pugnas de poder en el mundo.

Pero un día, es desafiado por Kunye, uno de los discípulos de Hulugu, el hermano marcial menor de Duan Wenyang y el Príncipe de Tujue del Reino del norte, lo que lo obliga a luchar en la “Cumbre de Medio Paso”, en donde por turbiedades que nos develarán después, es “vencido” y cae en desgracia (la famosa “riscofilia” que tanto les gusta a las autoras chinas) por el acantilado, justo, frente a los ojos de dos personas que pasaban por allí.

Arte oficial

Un maestro y su discípulo. Y no cualquier maestro.

Nos referimos a Yu Shengyan y su maestro, nada más y nada menos que Yan Wushi, líder de una de las sectas demoníacas más famosas y temidas, la Secta Huanyue, y quien después de 10 años de meditación a puertas cerradas, pasea junto a su discípulo quien le va informando lo que ha sucedido durante sus años de ausencia.

Son ellos dos, los que presencian la caída de Shen Qiao. Y al comprobar que sigue con vida y reconocerlo como el líder de la más prestigiosa secta taoista, Yan Wushi, decide salvarlo y llevarlo a su secta con una perversa idea en mente. Quiere corromper el corazón taoista de Shen Qiao y con ello demostrar lo que siempre ha creído: que todas las personas son egoístas, corruptibles y traicioneras, porque después de tantos  años en este mundo, hasta aquel día, no ha encontrado ningún ser humano que se salve de la ambición y la codicia. Su vida lo ha convencido que la bondad desinteresada no existe y que la supuesta amabilidad en las personas es falsa y siempre busca algo a cambio.

Al llevar a Shen Qiao a su secta, descubren que además de perder la memoria y la vista por la caída, nuestro taoista también tiene arruinados sus meridianos, lo que significa que difícilmente podrá volver a practicar las artes marciales. 

Arte oficial

Aquí vemos una de las diferencias con respecto a la novela, pues Yan Wushi en ella es bastante más frío y ciertamente no le importa para nada la vida de Shen Qiao si esta no le sirve a sus propósitos, y lo demuestra al decirle a su discípulo, que si no va a ser útil, que lo entierre vivo y lo olvide. Aunque esa escena aparece también en el donghua, pero con menor énfasis.

Ya que Shen Qiao al despertar se encuentra ciego y sin recordar sus orígenes, el líder demoníaco, lo engaña diciendo que pertenece a su secta y él es su maestro y que si quiere permanecer en ella tendrá que ser útil.

Después de unos meses de recuperación y mientras permanece en la secta demoníaca, Shen Qiao queda a cargo del segundo discipulo del maestro, Yu Shengyan, quien cuidará de nuestro taoista. Juntos son enviados a realizar una misión de asesinato. Shen Qiao, a pesar de no recordar nada, conserva su manera justa de actuar y advierte a la familia de que serán atacados y la misión falla.

Arte oficial

En el donghua nos cuentan que esto lo utilizó Yan Wushi para probarlo y resultó todo un teatro, pero en la novela, la misión era real y técnicamente, nuestro taoista, traicionó a “su secta” al advertirles del ataque.

Es así que Yan Wushi, se dará cuenta que este discípulo de Qi Fengge (el maestro de Shen Qiao), parece ser bastante diferente de lo que imaginaba y una roca bastante más difícil de roer. Tiene una rectitud que incluso lo lleva a arriesgar su vida por proteger a perfectos desconocidos, eso, aunque él mismo esté en pésimas condiciones de salud.

Es esta forma de ser de “su maestro” y los chispazos de recuerdos que vienen a su mente, que le hacen comprender a Shen Qiao, que realmente no pertenece a esa secta, y contra todo pronóstico, decidirá regresar al Monte Xuandu, negándose sistemáticamente al ofrecimiento de Yan Wushi de unirse a la secta demoníaca y que este le ayude a vengarse por lo que le hicieron.

arte oficial

Es así que se va de la secta demoníaca y empieza su camino de descubrimiento de muchas realidades que su vida pacifica no le permitía ver: la pobreza, la muerte de seres inocentes y las injusticias de este mundo.

Para fortuna o desgracia de él, será seguido muy de cerca por su nuevo “amigo”. Nuestro nunca bien ponderado y malicioso Yan Wushi, con quien viajará “obligado” ya que se le aparece hasta en la sopa y siempre para atacarle, tentarlo o derechamente ofrecerle sus brazos cada vez que se desmaya XD (Que caballero el papu).

Es en este camino junto a este arrogante líder, que descubrirá las oscuras conspiraciones que se fraguan a su alrededor e incluso en sus propias narices, mientras es traicionado una y otra vez por quienes incluso pertenecían a su familia sectaria.

Arte oficial

También se verá enfrentado a innumerables batallas, las que de alguna u otra manera, están siendo maquinadas ...SPOILER… por Yan Wushi, quien no solo está a su lado para salvarle, sino que también tiene un oscuro plan que lo involucra, inclusive poniéndolo como objetivo de las otras sectas que buscan los pergaminos y el famosísimo anillo de Hulugu. A eso además se suman las pugnas y conspiraciones entre sectas para derrocar al emperador.

El que regrese además Hulugu, líder y maestro de Kunye (con quien tuvo el duelo y lo empujó desde el risco) sumará más problemas al regreso de Shen Qiao al Monte Xuandu.

Ese maestro, Hulugu, en cualquier caso, es nombrado en varias ocasiones en el donhgua y en la novela, pero no aparecerá sino hasta muy avanzada la historia y solo veremos una sombra con el que se dejó abierto el final de la animación y es desde donde, en teoría, debería empezar la segunda temporada ya anunciada.

Este omnipresente personaje es importante, porque viene buscando venganza, ya que fue derrotado por el maestro Qi Fengge hace 20 años y este lo obligó a no regresar a las llanuras centrales. Pero ese gran maestro ya no está vivo…

Si, se cayeron feo con la falta de gravedad de la joya en su pecho XDDDDD

Es importante mencionar, que a pesar de la famosa censura que China acostumbra realizar a todas la obras que produce, los creadores de esta adaptación, se encargaron de dejar una buena cuota de fanservice para el público fan de la obra, al mostrarnos por ejemplo un Yan Wushi menos frío que en la novela y más presente en los momentos de peligro de Shen Qiao haciéndolo ver “más interesado” de lo que se describe en la novela, en donde bastante más tardíamente, Yan Wushi empieza a mostrar interés real en nuestro taoista. Eso sin contar, que también lo mostraron más seductor aunque igual de troll en ambas versiones (recordemos que en la novela, a Yan Wushi, se le describe más elegante y altivo que en el donghua y por lo tanto, el famoso escote con su desarrollado pecho musculoso es un detalle que solo aparece en la animación y que por supuesto obtuvo lo que buscaba, que no solo nos engancharamos a su sensual voz, sino que también a su aspecto sexy)

Quizás muchas pensarán, pues entonces así que chiste, pero les aseguro, que aunque la autora es de aquellas que no se centra tanto en el romance y más en las conspiraciones y en los detalles de la trama, las escenas “románticas” (y que por supuesto no veremos en el donghua por la censura pero si en la novela) son variadas y bastante más explícitas que otras obras más famosas que esta.

Un ejemplo, como para que afilen sus colmillos, y para quienes vieron el donghua completo. En el capítulo en que Yan Wushi y Shen Qiao son enviados para proteger una caravana del ataque de las sectas, no se incluyó pero aparece en la novela, un beso bastante intenso (y hasta con lengua) que le propina nuestro líder demoníaco a Shen Qiao en uno de los carruajes, tanto así que hasta se nos estaba quedando sin aire y a medio desmayar el pobre jovencillo y le costó a Yan Wushi, que nuestro taoista se nos enojara a tal punto que no quería volver a hablarle. Eso, porque además tuvo la desdicha que terceros lo vieran en semejante acto.

Porque SPOILER… en aquella ocasión, lo hizo para molestarlo como tanto le gusta, ya que con eso, se esparcía aún más el rumor que el mismo Yan Wushi hizo correr, de que el taoista era prácticamente su “amante” y que estaba a sus pies y por eso estaba a su lado. No en pocas ocasiones, Yan Wushi, hace comentarios maliciosos en la novela precisamente para reafirmar esa idea en los demás.

Otros detalles, por ejemplo, es que cuando Shen Qiao intenta regresar al Monte Xuandu, aun estando muy débil, y se hospeda en un palacio derruido en donde conoció a Chen Gong, aquel mendigo que eventualmente se convertirá en alguien importante, este último, para salvarse de la muerte, traicionó y entregó a Shen Qiao a un importante personero, conocido por rodearse de chicos bellos y “servirse” de ellos… (ya saben a qué me refiero)

Arte oficial

Y él último detalle que les SPOILEARÉ… que hace una diferencia con la novela. En el capítulo final del donghua, cuando Yan Wushi es asediado por cinco enemigos, y para hacerlo más épico, agregaron el detalle de que Yan Wushi sacrifica sus últimas fuerzas para ayudar a Shen Qiao, después que este llegó a salvarlo, pero esa escena es bastante diferente en la novela, el taoista cuando llega al lugar, lo halla tremendamente mal herido y cree que está muerto y lo lleva consigo para evitar que su cuerpo sea profanado y enterrarlo… sí, sé que en este momento, tu corazón debe estar rompiéndose en mil pedazos porque la escena del donhgua es maravillosa, y porque te intenta decir que Yan Wushi si tenía corazoncito y es capaz de sacrificarse y que Shen Qiao le importa hasta ese nivel…

Portada capítulo 16 YT

¡Pero no te desiluciones! luego de esa escena, en la novela, ese hecho da pie a emocionantes aventuras y en especial, a la que esperamos sepan adaptar bien cuando salga la segunda temporada, porque aunque ahora debes estar diciendo que te gusta más la escena final de la animación, te puedo decir que lo que va sucediendo más adelante, dejará tu corazón llenito de sentimientos, porque su historia de amor está recién empezando…

Pero de eso, hablaremos en la segunda parte de este artículo… ahora, echémosle un vistazo a los personajes.

Shen Qiao:

Actor de voz: Xia Lei (animación, drama de audio)

Póster oficial

Durante el donghua y también en la novela, podemos notar los rasgos más característicos de nuestro taoista (entre ellos la belleza, de hecho, es una de las cosas que se señalan en la novela también) y lo que lo hace tan especial. Es tranquilo, educado, directo e inteligente. No entiende completamente el deseo por la política y las intrigas, y eso mismo, hace que no pueda entender la mentalidad de Yan Wushi quien es un conspirador por naturaleza, aunque su mente es abierta y aprecia la visión que nuestro líder demoníaco tiene de la naturaleza humana y el mundo.

Shen Qiao sabe que la mayoría de la gente tiene malas intenciones, pero para él, lo que vale, es si la persona las lleva a la práctica o no. Lo que no perdona eso si, es el asesinato sin arrepentimientos y por eso, no dudará en matar a alguien que demuestra que no cambiará. En definitiva, es justo.

Por su personalidad y enseñanzas, no permite que su orgullo afecte sus decisiones, y aunque adivina quienes lo han traicionado, nunca guarda rencor en su corazón. Sabe que no puede cambiar las acciones de otra persona y solo puede cambiar las suyas. En definitiva, practica con el ejemplo.

Una de las tantas frases memorables que lo caracterizan es esta:

“Es parte de la naturaleza humana buscar ventajas y evitar desventajas. No soy un santo y, por tanto, no soy una excepción. Es solo que en mi corazón no puedo ver a la gente sufrir»


Yan Wushi

Actor de voz: Wu Lei (animación, drama de audio)

Poster oficial


Yan Wushi, además de ser líder de la secta Huanyue, también es asesor imperial de Yuwen Yong, el emperador del norte de Zhou.


Como mencioné más arriba, Yan Wushi tiene una perspectiva pesimista de la naturaleza humana, cree que todos, incluido él mismo, son inherentemente malvados y egoístas, y que cualquier cosa que se parezca a la bondad y la buena voluntad es susceptible de corromper cuando se expone a suficientes tragedias y dificultades. 

Sin embargo, sus creencias cínicas le permiten ser completamente consciente de la crudeza de la realidad, según él, y a menos que se nazca con ciertos privilegios, a cada persona le toca salvarse por sí misma. Como dirían en mis tierras, rascarse con sus propias uñas. No es el tipo de persona que se arrepiente y está consciente que todo lo que ha hecho en su vida es solo para su propio beneficio, nunca por ni para nadie más. Le encanta desafiarse a sí mismo con la perspectiva de enfrentarse a probabilidades casi imposibles y conseguir lo imposible. De ahí que siempre esté buscando en los demás a un rival a quien vencer. Es orgulloso, altivo y tiene una confianza en sí mismo que raya en la arrogancia. En el pasado, 10 años de hecho, fue vencido por el gran maestro de la secta demoníaca Cui Youwang (y fue la razón por la que entró a meditación a puertas cerradas pues quedó muy mal herido).

Yan Wushi considera a Qi Fengge el único digno de su respeto como artista marcial. Aunque está consciente que si hubiera luchado con Hulugu como lo hizo Qi Fengge en su tiempo, no hubiera salido bien parado. A este último, Yan Wushi solo lo vio una vez, hace 25 años, cuando Shen Qiao recién había entrado a la secta del Monte Xuandu.

Dentro de las “torturas” que le hace a Shen Qiao durante sus viajes, es la de utilizar el “encantamiento diabólico”, una habilidad que le permite canalizar su qi interior e hipnotizar y atraer a los otros a seguir sus órdenes. En el donghua, esta capacidad la utilizó en reiteradas ocasiones para intentar influir en Shen Qiao, además de obligarlo a luchar incluso cuando nuestro monje taoista estaba exhausto (y fue de paso, uno de los métodos que la producción utilizó para incluir el tan exquisito fanservice que nos dio el donghua).

Esto fue pasado por alto en el donghua, pero en la novela, la autora hace énfasis en que pasaba días y noches luchando con él, eventualmente sabemos cuál era la intención de nuestro líder cincuentón sexy.

Aunque lucha para demostrar su valía y mostrarle al mundo que es el número 1 de las artes marciales, también un poco, lo hace por mero capricho y porque también ha descubierto, que en la búsqueda de perfección de sus técnicas ha encontrado un solo fallo en su ataque máximo, el fénix ascendiente, y que podría eventualmente matarlo.

Yan Wushi salva a Shen Qiao, no por bondad, sino para ver si puede corromper su núcleo taoísta. Quería que Shen Qiao revelara la oscuridad, el odio y el resentimiento (que él cree que todos poseen) escondido en lo profundo de su corazón.

ALERTA DE SPOILER DONGHUA… en búsqueda de eso, es que intercambia a Shen Qiao por su vieja espada Taihua, que después ni siquiera usó, con Sang Jingxing .

Sin embargo, no imaginaba que nuestro taoista lo salvaría en el asedio, incluso después de haberlo traicionado tan cerdamente y justo cuando Shen Qiao ya lo estaba considerando un “amigo”

Eventualmente, Yan Wushi llega a reconocer que Shen Qiao es una excepción a su creencia  y a la regla de que todos los humanos son corruptibles por naturaleza, y que no logrará llevar a Shen Qiao al lado oscuro de las artes marciales XD, y que realmente es alguien diferente a cualquier otra persona en el mundo que  haya conocido. De hecho, en la novela y en el drama de audio, hace una hermosa analogía con respecto a eso.

Desde que reconoce que Shen Qiao no cambiará sus valores, Yan Wushi intenta sinceramente ganarse el afecto de Shen Qiao, solo para ser rechazado en casi todo momento, ya que nuestro taoista no cree que sus sentimientos sean sinceros y aún no ha olvidado que Yan Wushi traicionó profundamente su confianza. El líder, lo reconoce pero también afirma que no hay nada que pueda hacer sobre lo que ya había sucedido.

Algunas de sus frases:

«Ah-qiao, eres tan tonto. ¿Cuándo te he tratado bien?»

«Cuando te veas reducido a un estado verdaderamente desesperado, aislado y traicionado por todos los que te rodean, ¿no guardarás rencor contra los demás y harás pagar a las personas con amabilidad?»

Como para dar contexto, y ya que hable del protagonista y el deuteragonista de esta historia, le daré una revisada breve al resto de los personajes:

Bian Yanmei

Es el discípulo mayor de Yan Wushi.  Le sirve como segundo al mando, ya que maneja los asuntos de su maestro tanto en la corte imperial como en la Secta Huanyue en su nombre. Es astuto e inteligente y las conversaciones con su maestro están a su mismo nivel y Yan Wushi tiene suficiente confianza en Bian Yanmei como para incluso pedirle consejo sobre cómo enamorar a Shen Qiao.

Yu Shengyan

Poster oficial

Es el discípulo más joven de los dos discípulos de Yan Wushi y el hermano marcial menor de Bian Yanmei. Estaba acompañando a su maestro cuando presenciaron la caída de Shen Qiao de la cumbre de medio paso. Se le encomendó la tarea de cuidar a Shen Qiao para que recuperara la salud y posteriormente se le ordenó que reanudara su entrenamiento marcial. Aunque en la novela Yu Shengyan no se describe detalladamente, se deja en claro que «ciertamente no era feo ya que Yan Wushi lo tomó como discípulo». XD

Yu Ai

Poster oficial

Es líder de la secta de la montaña Xuandu después de la desaparición de Shen Qiao, también es su amigo de la infancia y hermano marcial menor.

Si bien Yu Ai es mayor que Shen Qiao en términos de edad, la razón por la que es el menor que Shen Qiao en lugar de su hermano marcial mayor es porque  la antigüedad de los discípulos de la Monte Xuandu está determinada por el momento en que se unieron a la secta.

Bai Rong

Poster oficial

Es una discípula de Sang Jingxing, uno de los ancianos de la Secta Hehuan. Al principio, Bai Rong es sádica y se complace en matar gente incluso cuando no tenían que morir, solo por la emoción de tener la vida de los demás en sus manos. Más tarde, se vuelve más pragmática y simplemente noquea a cualquiera que se interponga en el camino a su misión, en parte porque también sabe cuándo no atraer demasiados problemas y porque quiere causar una buena impresión en Shen Qiao, en quien está muy interesada.

Si bien parece contenta con su suerte, Shen Qiao se da cuenta de que, en el fondo, no está satisfecha con su posición como miembro ordinario de su secta, algo que confirma al decir que tiene sus propios planes, que luego se revelan.

Kunye

Poster oficial

Es uno de los discípulos de Hulugu, el hermano marcial menor de Duan Wenyang y el Príncipe de Tujue.

Duan Wenyang

Poster oficial

Es uno de los discípulos de Hulugu y hermano marcial mayor de Kunye.

En la novela, interrumpe la fiesta de cumpleaños de Lady Qin para recuperar el anillo de su maestro, mientras que en el donghua sirvió como una distracción para que Kunye encontrara el anillo. Se retiró después de luchar con Shen Qiao, quien cree que es más fuerte que Kunye. Junto con 4 grandes maestros participó en el asedio para matar a Yan Wushi.

Yuan Xiuxiu

Poster oficial

Es el líder de la Secta Hehuan. También es la consejera imperial de Gao Wei, el emperador de Qi del Norte. Se la describe como extremadamente hermosa, se asemeja a un inmortal que ha salido de las pinturas de la dinastía anterior, con ojos brillantes y atractivos. También se dice que tiene una voz delicada y dulce

Conclusión y palabras finales.

Después de esta larga exposición, cabe mencionar las razones del por qué la encuentro tan genial y ha conseguido que por primera vez, haya hecho el esfuerzo de leer una novela danmei

Frente al desbordante éxito de las novelas de MXTX de manera internacional, esta exposición ha abierto el camino para que otras autoras e historias se hagan conocidas, y este es el caso de “Mil otoños”, una historia que nos cuenta una clásica conspiración de sectas, luchas en búsqueda de la supremacía ambientadas en una ficción histórica de la China más ancestral pero que se diferencia a los típicos clichés, con la aplicación en la historia de un componente filosófico más marcado. En «Mil otoños», se da esa analogía de las dualidades, las fuerzas opuestas pero complementarias, la que se gráfica incluso, en alguno de los poderes de Shen Qiao con el símbolo del yin y el yang, tan presente en la filosofía china y en especial en el taoísmo. Shen Qiao representa la luz, y en esa luz también hay oscuridad. Al mismo tiempo, Yan Wushi a la oscuridad, pero en donde también hay algo de luz (y eso lo veremos más adelante, espero, en la segunda temporada del donghua y en la novela, si es que quieres leerlo antes.)

En esta historia no se sataniza ninguno de los dos lados y eso me agrada, simplemente se muestra lo cruel que puede ser la realidad y cómo dependiendo de tus acciones, te acercas o alejas más de la luz que está en todos nosotros.

Personalmente, me encantó que Yan Wushi tenga rasgos de personajes antiguos del BL, que son seductores y perversos a la vez, pero que evolucionan y muestran otra vez, que en medio de toda esa oscuridad siempre habrá un poco de luz y esa luz para Yan Wushi, será nuestro querido Shen Qiao.

Son diferentes, pero se entienden y se complementan.

Se dice que Meng Xishi es la clase de autora que le da más importancia a la trama que al romanticismo propiamente tal, pero aunque en la novela se tarde en mostrar la evolución del romance de sus dos protagonistas, una vez que esta queda en evidencia, imagina las escenas más intensas y bellas que he leído. No solo por lo que significa que un personaje como Yan Wushi, literalmente termine babeando por Shen Qiao, sino porque la evolución se siente totalmente orgánica, no forzada y aunque recurre a ciertos clichés comunes de historias chinas (por lo que he visto en otras), se agradece que los personajes evolucionen pero sin perder su esencia.

Es decir, Shen Qiao sigue siendo el mismo con o sin Yan Wushi y este último enamorado y todo, sigue siendo ese encantador y arrogante personaje aunque un poco más tontito (ay, el amorsh), siendo ellos mismos una representación simbólica del yin y yang mismo en cuanto a fuerzas opuestas pero complementarias.

En lo personal, las historias que te hacen preguntarte los límites de la ambición y la bondad, siempre me han gustado y es un tropo que siempre busco en todo tipo de historias, y como tengo un gusto especial por el seinen, el que un danmei también lo incluya, hace que todo sea más profundo, por lo menos para mi.

Esta historia también habla y se cuestiona sobre la eternidad de los sentimientos y que no necesitas ser un santo para ser buena persona. En definitiva, que son tus actos los que te definen

Nada nuevo bajo el sol, dirán algunos. Pero si, poco común en los BL’s.

Quizás la nueva generación cuestionará muchas de las acciones de Yan Wushi, que por ser el “malvado” de la historia, siempre será más odiado, pero Shen Qiao nos enseña precisamente la fuerza del perdón y lo sanador que es no juzgar a las personas a priori e intentar entenderlas dentro de sus circunstancias. En definitiva, que no todo es blanco y negro. 

Ahora, en un apartado un poco más superficial, debo decir que amé los diseños de personajes de la animación, incluidas las Yan Wushi tetas, la risa estereotipada del actor y su voz toda sensualona.

También es importante destacar, que la producción tuvo cuidado en la animación propiamente tal, que es de bastante calidad y los movimientos son fluidos y hasta a ratos puedes olvidar que es animación en CGI, las coreografías de batallas y los movimientos de los personajes para realizar sus técnicas, también son bellamente representadas.

El opening “Mountains and Rivers, Heart of Swords” de Zhou Rui y “Sword Tinted With Spring Water» de Chao Xi, opening 1 y 2 respectivamente, son realmente hermosas. El ending “Close Friends Within the Mountains and Rivers” de Ahang Jiachen, son excelentes piezas que combinan muy bien con la obra.

Arte Audio drama

Cabe mencionar, que esta historia ha sido adaptada en dos temporadas en audio drama, en la que se cuenta la historia completa, incluidos los extras, en donde podemos escuchar aquellas escenas (dentro de lo que la censura china permite) “cochinas” de los personajes, y debo asegurar sin miedo a equivocarme, que hasta el momento, ha sido la mejor interpretación china de una escena previa a la cama que he escuchado, es toda caliente y apasionada y no tiene nada que envidiarle a las de los cd dramas japoneses.

Arte serie chibi

También tiene una mini serie de chibis, cortitos de no más de tres minutos (más de 90 de hecho) con escenas graciosas entre los personajes, en donde los actores de voz del donghua vuelven a sus respectivos papeles.

Podría seguir escribiendo más, pero creo que a estas alturas, ya me he extendido demasiado. Simplemente estoy ansiosa por ver la segunda temporada y espero de todo corazón que mantenga las fortalezas que tuvo la primera y que no tarde demasiado en llegar. 

Por ahora, dejaré esta primera parte de la reseña hasta aquí.

La segunda ya tiene título y se llamará “Qué esperar de la segunda temporada de Mil otoños” y ahí hablaré directamente de la novela y los sucesos que pasan en ella, así que tendrá muchos spoilers.

Agradezco que hayan llegado hasta aquí y nos leemos en la segunda parte.

Les recuerdo, que en uno de los directos, también comentamos la serie:

Mi nota personal: 9,5/10

¿Han visto el donghua?¿qué les pareció?¿han leído la novela?

Antes de irte, recuerda comentar y compartir esta reseña si te gustó. 😉

4 Comments

  1. Excelente publicación. Me he animado a leerla. A mí me encanta el seinen también. Que se aborde la condición humana en los personajes, es un deleite.

    • Sin duda, pero me hubiera gustado un desarrollo de personajes notables. Siento que les faltó la chispa que diga, «Ellos son humanos». Excelente historia, igualmente.

  2. Yo empecé a ver el donhua y no entendía mucho, así que busque la novela para entender mejor y me encantó la historia,la trama política, el ambiente, los personajes y que pareja protagonista sean dos adultos de 30 y 50 años que a lo largo de la novela siguen siendo los mismos y que la parte romántica se desarrolla lentamente, es mi bl favorita y espero con ansias la 2da temporada del donhua.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*